La muerte del Príncipe de Viana por Poveda

Título: La muerte del Príncipe de Viana
Autor: Vicente Poveda y Juan (1865-1935)
Fecha: 1887
Técnica: Óleo
Soporte: Lienzo
Medidas:
Localización: Hospital Real, Granada. Propiedad del Museo del Prado.
Fuente: Patrimonio artístico y monumental de las universidades andaluzas. GoogleBooks



En el conocido Salón Rojo [del Hospital Real de Granada], centrando la sala, frente a la puerta neomudejar, un lienzo historicista de grandes dimensiones fechado por Vicente Poveda en Roma en el año 1887 representa la Muerte del Príncipe de Viana, el hijo de Juan II de Aragón, fallecido en 1461. Entre otros personajes figuran su hermana Blanca, arrodillada a los pies del féretro, y el obispo de Barcelona, Juan Margarit, que oficia la ceremonia fúnebre rodeado por miembros de la corte. El cuadro , presentado el año de su realización a la exposición nacional Valle de Lágrimas, obtuvo la medalla de tercera clase. Procedente del Museo del Prado, pasó en depósito de nuestra ciudad [Granada] en 1891 y de aquí a la Universidad en 1970.


Vicente Poveda y Juan (1865-1935) es natural de Petrel. Pinta temas históricos que bien copia de otros maestros -actitud bien frecuente-, como Doña Juana la loca, de Francisco Pradilla, que en noviembre de 1880 regala a la Diputación Provincial; o bien son producto de su propia imaginación, como en el caso de la versión que realiza de la Muerte del Príncipe de Viana, efectuado en 1884 y cuando estaba en Roma.
Pero Poveda centra su atención también, o quizá mejor, y con toda escrupulosidad y maestría, en los temas llamados de «casacones», término con el que se designan las representaciones de escenas cortesanas de la época de los reyes Luises XIII y XIV, y cuyo principal divulgador sería el francés Ernest Meissonier; espadachines, escenas costumbristas y géneros folclóricos, donde las ambientaciones resultan siempre agradables y nunca comprometidas.
Su nombre y con relación al pensionado alicantino aparece ya en 1882, el 3 de abril, donde hallamos también otros artistas para cubrir la plaza madrileña -siempre anterior a la romana-, tales como Fernando Cabrera, Vicente Navarro, Eduardo Dagnino, Pedro Serrano y Rafael Hernández.
Cuando concurre para la ayuda italiana el pintor petrelense va avalado por sus propios logros y aciertos. En la Exposición Provincial de 1879, cuando todavía es discípulo de Federico de Madrazo en San Fernando, presenta un óleo de pequeñas medidas «cuya única figura representa un hidalgo de pie -dice la prensa-, apoyado sobre la pared... El cuadro del Sr. Poveda, en verdad, que no es un lienzo de pretensiones; empero en su ejecución el pintor revela dotes de verdadero artista».